sábado, mayo 03, 2008

TLC´s con olor a cadáver

La administración Bush, sus economistas monetaristas y su equipo de halcones encargados de sus planes de la economía geopolítica bélica, han sufrido su un gran revés en el aspecto político cuando ha sido congelado el TLC con Colombia. El rechazo del Congreso de EE.UU. a votar el Tratado de Libre Comercio (TLC) con Colombia fue justificado por la mayoría demócrata, por las condiciones laborales inaceptables en Colombia. Los demócratas pretenden exigir más garantías para los trabajadores y protección de sus derechos humanos.Esto pues, según lo manifestó la Central Unitaria de Trabajadores de Colombia, unos 700 sindicalistas han sido asesinados en los últimos cinco años. Los sindicatos más golpeados son los del sector bananero y los educadores.







El director ejecutivo de Human Rights Watch: Kenneth Roth, advirtió que 26 sindicalistas han sido asesinados, tan solo entre enero y mayo de 2008, lo que representa un fuerte incremento respecto del mismo período en 2007. Entonces, el rechazo de los senadores demócratas al TLC con Colombia se debe a que este huele muy mal, huele a cadáver o más bien a centenares de cadáveres y según informes anteriores de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (-CIDH-) a decenas de miles de cadáveres.La lucha por la aprobación del TLC con Colombia ha puesto en manifiesto en boca del mismo Bush, que más que de importancia económica, "es un asunto de seguridad nacional" y en términos de Carlos Gutiérrez, Secretario de Comercio de EE.UU., se trata de un un tratado de "importancia geopolítica", idea avalada por Henry Paulson, Secretario del Tesoro de EE.UU.,




 pero que además ha utilizando la expesión: "expansión democrática", que por su sentido significativo impositivo, puede ser considerado como una reformulación de la añeja doctrina del "destino manifiesto", que se fundamenta en su supuesto derecho de dominar todas las américas; en tanto resulta contradictorio utilizar el concepto de "expansión", adjetivizándola con "democrática", si se piensa en la democracia como un proceso autónomo de cada pueblo. En este sentido se les cae la piel de oveja y muestran las garras de lobos del equipo económico de EE.UU., 
pues sin el más mínimo rubor han explicitado que no se trata de comercio, se trata de hegemonía política y militar. 
Este TLC es una nueva careta comercial para justificar la intervención militar de EE.UU. en territorio colombiano por medio del Plan Colombia(-o “Plan Patriota”, como lo llama el presidente colombiano Alvaro Uribe y que debió haber finalizado en el 2005), que le ha costado más de US$4.700 
millones, 


a razón de aproximadamente US$700 millones anuales al gobierno de EE.UU, y que va de la mano con la promulgación del TLC entre EE.UU. y Colombia, que se ha negociado como una estrategia paralela al "Plan Colombia II"(2008-2013), con una clara pretensión regional que involucre a Ecuador y Venezuela en la guerra.
El supuesto por el que fue iniciado, es decir la pretensión de reducir en 50% la oferta de cocaína hacia Estados Unidos y Europa, resultó en un total fracaso, y por ello, la nueva estrategia demagógica es darle un nuevo maquillaje de terror, por una parte justificarlo como un "lucha antiterrorista" (- transmutando conceptualmente las luchas armadas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en "actos de terrorismo" - )







y por otra con una careta económica por medio este TLC; pero que en realidad los halcones de Washington tienen claramente orientados sus intereses a la “andinización” de la guerra civil en Colombia y que sería el medio para satisfacer los compulsivos intereses geopolíticos de los EE.UU. por controlar las riquezas energéticas, del “triángulo estratégico” compuesto por Colombia, Venezuela y Ecuador.



En 1999, cuando los halcones de Washington dejaron la base militar Howard en la zona del canal Panamá, reorganizaron sus estrategias de hegemonía geomilitar sobre la región andina y norte de América del Sur, cuya cabeza de playa han sido los Planes Colombia











Se establecieron cuatro nuevas bases, y proponiendo como máscara de su política internacional el combatir el narcotráfico. Esta bases geomilitares fueron localizadas próximas a sendos aeropuertos internacionales, mediante convenios por 10 años con gobiernos comprometidos de tres países.Los halcones de Washington construyen dos de tales instalaciones, sobre el océano Pacífico en Manta (Ecuador) y en Comalapa (El Salvador), y otras dos sobre el mar Caribe justamente frente a Venezuela, en Aruba y Curazao con un convenio con el gobierno de Holanda.
No obstante los cambios de los vientos políticos en Suramérica pueden dar al traste con estos planes geomilitares de los halcones de Washington, pues en el año 2009, los halcones gringos deberán dejar en forma definitiva la base de Manta, por una decisión soberana del gobierno de Ecuador.






Por esto se ha incorporado una reconceptualización a la medida del término "terrorismo", asociándolo con "narcotráfico" y a la vez a este con las "FARC". A partir de ello, establecen una sobresimplificación caricaturesca, de tres elementos que tienen características, orígenes y finalidades distintas. Entonces, una vez construido este acomodaticio supuesto, el paso siguiente es imponer su aceptación por la comunidad internacional y en tanto muchos intereses económicos de los oligopolios europeos han visto amenazados sus intereses ante los cambios políticos en Venezuela, Ecuador y Bolivia, diversos gobiernos europeos se han prestado al juego de Washington.




El siguiente paso de los halcones de Washington, es entonces acusar ante la comunidad internacional a cualquier gobierno que se oponga a su expansión geomilitar, de "cooperante con el terrorismo", y con ello tener la licencia en el contexto de su nueva máscara de política internacional, y no solo poder sancionar económicamente, sino incluso invadir a aquellas regiones que sean convenientes geomilitarmente y con ello tener acceso a sus recursos naturales.




Su lema de base es, "si no tienes una razón justa para imponerte económicamente o geomilitarmente a un gobierno "no aliado", la inventas, luego la encubres por medio de una retórica vaga", pues con la ayuda del borbandeo y manipulación de la "gran prensa" internacional, que "casualmente" siempre apoya estas iniciativas geomilitares (-un caso significativo es el tratamiento a la información internacional que se hace por el gigantesco oligopolio de la industria de la información : AOL-Warner-), 





y se transmuta en en una "justa razón"; convirtiéndose en una variación del lema del el ministro de propaganda de la Alemania nazi: Paul Joseph Goebbels: "Una mentira repetida mil veces se convierte en una verdad".







El caso más obvio y muestra explícita de este tipo de estrategia geomilitar con una máscara de "razones justas", pero que paralelamente
mostró una carencia total de escrúpulos de los halcones de Washington y del mismo presidente de EE.UU.: G.W. Bush, fueron las inexistentes "armas de destrucción masiva" que nunca se encontraron en Irak, y que "aun las buscan" en lo más profundo de los pozos de petróleo, o debajo de los cementerios de los 650000 irakíes muertos por el momento. Los siguientes pasos son evidentes.


Si los republicanos continúan en el poder, el paso siguiente a los 100 años que estarán en Irak y que asi lo prometió el candidato republicano John McCain, es una invasión a Irán, y la nueva excusa antojadiza, podría ser la supuesta "producción y posesión de armas nucleares".


A esto seguiría luego una guerra interandina: Colombia - Ecuador - Venezuela, con apoyo masivo por parte del Pentágono al ejército de Alvaro Uribe y a su descarado concubinato con la genocida parapolítica. En el contexto militar, Colombia es el país más poderoso de América Latina a partir del excepcional apoyo de Washington en este rubro y la actitud asumida por Alvaro Uribe amenaza a los demás países. Uribe ha mostrado ser un buen pupilo de las políticas geomilitares de los halcones de Washington, y su pasado le dio las credenciales para ello.






Alvaro Uribe: Pasado y Presente



En la actualidad se encuentra siendo investigado por su presunta implicación en una masacre ejecutada por grupos paramilitares en octubre de 1997 cuando era gobernador de Antioquía, después de que un testigo le acusara de haber participado en la reunión para planear esa matanza. La masacre tuvo lugar en el corregimiento El Aro, del departamento de Antioquía, cuando durante seis días los paramilitares, con apoyo de miembros del Ejército, asesinaron y torturaron a 15 personas, violaron mujeres, incendiaron 43 casas, robaron ganado y forzaron el desplazamiento de otras 900 personas.La tormenta de la "parapolítica" ha cubierto por completo al presidente Alvaro Uribe; Kenneth Roth, director ejecutivo de Human Rights Watch, ha señalado que más de 60 integrantes de la coalición del presidente Alvaro Uribe en el Congreso colombiano – que representan aproximadamente el 20% del Congreso – están siendo investigados por manipular votaciones o colaborar con los paramilitares, considerados terroristas por Estados Unidos, asimismo, socavando las bases constitucionales del estado Colombiano, el propio presidente Alvaro Uribe y altos funcionarios del gobierno, han lanzado reiterados ataques a La Corte Suprema de Colombia, por las investigaciones que se encuentra realizando sobre los vínculos paramilitares con los miembros del gobierno y de la coalición uribista. Ya se han mostrado evidencias explícitas, cuando su canciller: Consuelo Araújo, se vio obligada a renunciar, por comprobarse sus nexos con las AUC y los de su hermano, el senador Álvaro Araújo Castro, y de su padre, el ex ministro Álvaro Araújo Noguera.


A mediados de mayo de 2008, el gobierno colombiano extraditó a Estados Unidos a 14 colombianos, entre ellos 13 jefes paramilitares de ultra-derecha acusados por tráfico de drogas. El gobierno colombiano mantenía suspendida las órdenes de extradición de los jefes de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) como parte de los beneficios concedidos a los paramilitares por la desmovilización de unos 31.000 combatientes. Por medio de este tipo de acciones, se evidencia una maniobra política para evitar mostrar los anillos políticos y financieros ante la Justicia colombiana, de los paramilitares. Por lo que ya se han iniciado protestas que intentan ser llevadas al nivel internacional por parte de un grupo de familiares de víctimas de grupos paramilitares.Lo sesgado del proceso y extradición de estos paramilitares, y que muestra lo poderoso de sus anillos corrupción dentro de los medios gubernamentales colombianos, quedó manifiesto con el hecho que las computadoras de varios estos ex jefes de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), salieron de las cárceles en las que ellos estaban presos para "supuestas" reparaciones y luego fueron desmanteladas, perdiéndose la información que revelaba mucho acerca de sus anillos de poder y anillos financieros nacionales e internacionales. Así, la Fiscalía de Colombia en Medellín denunció que funcionarios de ese organismo no encontraron los discos duros de cinco computadores ni las memorias SIM de cinco celulares que pertenecían a estos líderes paramilitares extraditados a EE.UU. La complicidad activa del gobierno colombiano es evidente, pues aun cuando los paramilitares habían seguido delinquiendo, no incautaron rápidamente estos equipos de comunicación de computación, y que "casualmente" fueron sacados de la prisión para ser llevados al aeropuerto, cuando Uribe extraditaba apresuradamente a los paramilitares a EE.UU. Este tipo de encubrimiento fraudulento de los paramilitares con intermediación del gobierno de Colombia, había sido temido por la Fundación de víctimas del paramilitarismo , porque la información presente en estos computadoras tenía detalles y las razones de los que estaban detrás de los desaparecidos de las masacres, y que con este proceso de extradición apresurado de Uribe, y con la desaparición de la información quedaran ocultas para siempre, pues es una estratagema más para impedir que se identifique a los cómplices políticos, militares y económicos, una parte de los cuales están siendo investigados por la Corte Suprema de Justicia.Lo alarmante es que según Kenneth Roth, director ejecutivo de Human Rights Watch, que han surgido nuevos grupos paramilitares en todo el país que reclutan activamente, y amenazan y asesinan a civiles se está dando un incremento de la cantidad de civiles desplazados internamente, así como el aumento registrado en los últimos años de las cifras de ejecuciones extrajudiciales de civiles perpetradas por el ejército colombiano, un problema que Uribe se ha negado reiteradamente a reconocer. Los responsables de los asesinatos de sindicalistas casi nunca rinden cuentas ante la justicia. Roth señaló que la violencia continua y la impunidad son cuestiones centrales en sobre si debe aprobarse o no el Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Estados Unidos y Colombia.No obstante el gobierno de Uribe, ha creado toda una novela en torno a una supuesta incautación de las computadoras del líder de las FARC: Raúl Reyes, involucrando con información espúrea y arbitraria, exclusivamente a aquellos políticos de Ecuador, Venezuela y Costa Rica, que le resultan favorables a Uribe, sus aliados como Oscar Arias de Costa Rica y los planes de los halcones de Washington.Pero esta estratagema de las supuestas computadoras de Reyes, ha mostrado hasta donde está dispuesto a llegar Uribe con su falta total de escrúpulos, internacionalizando la guerra interna de Colombia, y que muestra lo burdo de la misma, pues se trata de una emulación y variación de lo que sucedió con la computadora personal del ex jefe paramilitar Rodrigo Tovar Pupo, alias Jorge 40, en cuya computadora personal se encontraron datos que dieron origen al escándalo de la llamada parapolítica en ese país y que ha involucrado al presidente Uribe, a miembros de su gabinete, a sus legisladores y a sus allegados.
Esta novela perversa de Uribe, se inicia con invasión a la soberanía del territorio de la República de Ecuador. Lo que hace prever, que se encuentra preparando otras invasiones a sus vecinos para involucrarlos en una guerra interandina, que que le sirva de excusa para lograr una mayor financiación por parte de EE.UU. al plan Colombia II.
El último capítulo de la perversa novela de Uribe, continúa con un show mediático con el director de INTERPOL, Ronald Noble, quien hace público un informe entorno a las supuestas unidades informáticas que el gobierno colombiano habría decomisado en territorio ecuatoriano. Que se trata de un show mediático, queda demostrado con el hecho que, en el artículo 3 del Estatuto de INTERPOL, está explícitamente prohibido toda actividad o intervención en cuestiones o asuntos de carácter político, militar, por lo que legalmente estas acciones de INTERPOL están viciadas por una nulidad absoluta.
En los medios de la prensa reaccionaria internacional, se exaltó sólo un fragmento de este informe, que decía que los datos de las computadoras que le entregó el gobierno colombiano a la Interpol, no habían sido alterados por el gobierno colombiano, sino "solo descargados"(-tremenda circularidad -).
No obstante los medios de la "gran prensa" internacional obviaron los absurdos que se revelaron con el informe de INTERPOL, sobre la información proporcionada por las autoridades colombianas. Para citar un solo caso de esta información absurda, es que la sola lectura de registros de 39.500.000 páginas, a razón de cien páginas por día, consumiría más de 10.029 años, por no hablar de la escritura de ellas.
El asesinado líder de las FARC: Raúl Reyes debería haber nacido hace unos diez mil años, para poder introducir tanto material, sin descansar domingos ni días feriados, en la computadora cuya propiedad se le atribuye.

Estos datos del show mediático, convierte a
Ronald Noble de INTERPOL en un bufón comediante, porque se necesita ser muy estrecho de mente, como para no entender que las contradicciones de lo revelado, lo muestra como un enciclopédico absurdo y resulta ser un insulto para cualquier persona inteligente.
Lo terrible es que diversas autoridades políticas y diversos medios prensa han acogido y difundido, tal cúmulo de informaciones absurdas y contradictorias, y burlándose de la inteligencia de la opinión pública, hacen referencia a estas informaciones como pruebas contundentes demostrativas y que afirman sin el más mínimo rubor que pertenecían a Raúl Reyes.




Asimismo en los documentos que Noble dice que se examinaron presentan contradicciones evidentes, y en tanto la contradicción es la máxima expresión de la falsedad, por lo tanto se hace inaceptable su contenido.
INTERPOL también declaró en su informe que más de millar y medio de ellos supuestamente habrían sido creados después de la muerte de sus autores. Lo superlativo del cinismo de Uribe y de sus absurdos, quedó expresado en que el gobierno colombiano en pocos días –y no en 10.029 años- habrían localizado entre tal descomunal información, supuestas evidencias contra el gobierno venezolano, el ecuatoriano, e incluso contra algunas personajes puntualmente focalizados de Costa Rica.
Así, la Vicepresidenta de la República de Costa Rica: Laura Chinchilla, divulgó ante la Asamblea Legislativa y ante los medios de prensa, un informe que le fue entregado personalmente en Bogotá, por parte de funcionarios del gobierno colombiano, con supuestos correos electrónicos de Raúl Reyes, sacados de las supuestas computadoras y que involucraban "casualmente" a los líderes políticos y sindicales de Costa Rica, que estuvieron en contra del aprobación del TLC con EE.UU. y que han hecho fuertes críticas a las estratagemas políticas inmorales de la administración Arias en favor de la aprobación de este TLC, a tal punto que por quedar en evidencia pública, las artimañas ilegales y anti-democráticas del primer Vicepresidente de la República: Kevin Casas, este tuvo que renunciar a su cargo.
A esto se aunó la obscena persecución de estos líderes por parte de los medios de prensa de la derecha reaccionaria de Costa Rica(-que es la mayoría-).
Es claro que el presidente Oscar Arias, de un premio Nóbel de la paz, ha pasado a ser un aliado de los sucios juegos de la parapolítica del presidente Uribe, lo que resulta no solo indignante, sino una vergüenza para todos los costarricenses con altas reservas de dignidad .

Otro tipo de estrategia de la parapolítica, fue experimentada por el primo del presidente colombiano Alvaro Uribe, el ex senador Mario Uribe, cuya captura había sido ordenada por la Fiscalía General por presuntos vínculos con paramilitares de extrema derecha. El primo del presidente Uribe se refugia en la Embajada de Costa Rica en Bogotá y pide asilo político a la cancillería costarricense. No obstante a pesar del estrecho vínculo ideológico del presidente Oscar Arias de Costa Rica con el presidente Alvaro Uribe de Colombia, y a pesar compartir su aceptación de convertir sus respectivas naciones en enclaves geopolíticos de los intereses de los halcones de Washington (- a esta lista se añaden los presidentes Felipe Calderón de México y Elías Antonio Saca de El Salvador-), la Cancillería de Costa Rica declinó la petitoria de asilo político de Mario Uribe.En este sentido, Arias le mostró a Uribe que no está dispuesto a jugarse su "pellejo" político ni por un primo de Alvaro Uribe. En particular por estar involucrado en un escándalo interno en Costa Rica que se vio forzado al despido y en un fin de semana, de su Ministro de Seguridad: Fernando Berrocal, cuando amenazó denunciar las relaciones entre las "FARC" y políticos costarricenses.
El despedido del Ministro de Seguridad Pública: Fernando Berrocal, ha dado declaraciones ante Comisión
de la Asamblea Legislativa que investiga los contactos de las FARC con políticos costarricenses, señalando explícitamente que la diputada Ana Elena Chacón y el ex ministro de Seguridad Rogelio Ramos, presionaron al presidente Oscar Arias y a su hermano el Ministro de la Presidencia: Rodrigo Arias, para su destitución.Tanto Ramos como Chacón son parte del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), que estuvo en el poder ejecutivo en las dos últimas administraciones en el gobierno costarricense. Los diputados del PUSC, que son una minoría parlamentaria, se han unido incondicionalmente al grupo de diputados del partido en el poder del Presidente Arias (PLN), para así poder tener una coalición legislativa con los votos suficientes para aprobar la agenda de implementación del TLC. Sin esos votos no se podría aprobar la agenda de leyes de implementación del TLC con EE.UU., y que desmantela instituciones históricas de bienestar social como el Instituto Costarricense de Electricidad, encargado tanto del sector energético como del sector de telecomunicaciones, para dejar la puerta abierta a los grandes oligopolios internacionales de las telecomunicaciones, entre otros.

Ha sido harto evidente que los grupos de poder político y económico en Costa Rica, en contubernio con los grandes oligopolios internacionales, han gastado millones de dólares para comprar todo lo que sea comprable (- como políticos, bufetes, jueces, medios de comunicación, etc. -) y forzar la aprobación y ejecución del TLC. Así que el poder ejecutivo costarricense prefirió sacrificar un Ministro de Seguridad, insigne por lucha contra el narcotráfico, que las prebendas políticas a los diputados del PUSC, que pusieran en riesgo sus votos en la Asamblea Legislativa y que esto amenazara a todo el conglomerado de intereses económicos involucrados.
Pero, el asunto en Costa Rica, es mucho más complejo, en el contexto de una "colombianización de Costa Rica". En este sentido, Oscar Arias es el análogo en Costa Rica del Alvaro Uribe de Colombia.
Los paramilitares colombianos tan pronto como asumió el poder Oscar Arias, intentaron establecer negociaciones análogas con este Nóbel de la Paz, a las que habían realizado con autoridades políticas de Colombia y con apoyo encubierto de autoridades políticas de EE.UU.

Un hecho significativo fue cuando Carlos Mario Jiménez ( "Macaco " ) y once reconocidos líderes paramilitares de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), se reunieron con el presidente Óscar Arias Sánchez en San José (2006).




"Macaco", pretendía que Costa Rica podría ser un enclave de los paramilitares colombianos y con ello evadir la Justicia colombiana y la presión internacional que hay detrás de ella, que exige que los paramilitares colombianos fueran ajusticiados por los crímenes atroces cometidos contra el mismo pueblo colombiano, en particular de amplios sectores del campesinado. A "Macaco" en particular, se le responsabiliza por la muerte de alrededor de 16.000 personas.Este intento al reunirse con el presidente Arias, es un tipo de estrategia, de naturaleza análoga a la ensayada de previo en Colombia, y que se trata de "neutralizar la acción del estado". Qué tanto ha sido posible esto en Costa Rica, es un hecho más que ha sido invisibilizado, pero lo que sí quedó manifiesto fue que "Macaco" al poco tiempo de reunirse con el presidente Arias, fue encarcelado y recientemente ha sido extraditado a EE.UU. por sus actividades relacionadas al narcotráfico y lavado de dinero. Hasta dónde llegan los vínculos de los paramilitares colombianos en Costa Rica, es un fenómeno nebuloso (- por ello es muy probable que se necesite apoyo internacional, exterior a Costa Rica para poder ser esclarecido - ), dado que no es posible acceder a esa información por medios gubernamentales ( - como la Seguridad pública - ), o judiciales ( - y su policía política - ); ni mucho menos por los medios de prensa de Costa Rica, controlados en su casi totalidad por una oligarquía política de una "extrema derecha" reaccionaria, han invisivilizado la presencia de esta empresa criminal colombiana.



No obstante, a pesar de que los paramilitares colombianos no han obtenido el estatus de "refugiados políticos" en Costa Rica y con ello expandir sus anillos de poder político, sí han podido expandir sus anillos de poder financiero, que ya en Colombia es muy fuerte dado que, entre sus diversas fuentes de financiamiento, como el narcotráfico y el lavado de dinero, han recibido fuertes flujos financieros provenientes de los grandes oligopolios como: Coca Cola, Chiquita Brands y Nestlé, entre otros.
Recientes denuncias del diputado costarricense por el partido: "Frente Amplio": José Merino del Río, muestran la infiltración y feudalización financiera en Costa Rica de brazos de paramilitares colombianos, con una amplia variedad de negocios y comercios en el territorio costarricense.



Han salido a la luz, a partir de informes de la prensa colombiana, algunas de estas "inversiones financieras" en Costa Rica, como es el caso del senador: Humberto Builes , uno de los más connotados "parapolíticos" colombianos.
Tanto las autoridades gubernamentales como los grandes medios de prensa costarricense han ocultado este fenómeno, así como los vínculos de políticos costarricenses con las cúpulas de paramilitares colombianos, y se han volcado en ficcionar especulativamente, vínculos entre representantes de las FARC que han pasado por Costa Rica, con todos aquellos personajes que pudieran tener algún tipo de afilamiento con los partidos de oposición, criminalizando "a priori", por medio de una estrategia obscena, a costarricenses que pudiesen ser dignos candidatos de ganar las próximas elecciones presidenciales y que pudieran llevar amplios grupos de diputados al poder legislativo, y que lleguen a realizar reformas sociales que contravengan sus "grandes negocios".

Adicional a todo lo anterior, tanto los medios gubernamentales como los medios de prensa han intentado evitar poner de manifiesto, si se están creando una variante "privada" a los grupos paramilitares colombianos en Costa Rica, previniendo eventuales revueltas sociales por parte de amplios grupos de la población costarricense que consideran fraudulentas las estratagemas políticas que han llevado a una forzada aprobación del TLC con EE.UU. y que se encuentran indignados ante el desmantelamiento del estado de bienestar social, por medio de una agenda de leyes complementarias y arbitrarias, ajenas incluso a las directrices del TLC, imponiendo no un tratado comercial, sino una ideología neoliberal desalmada y que beneficia indiscriminadamente a los grandes grupos plutocráticos nacionales en contubernio con los negocios de grandes oligopolios transnacionales.Paralelamente a todo lo anterior, en Costa Rica se han creado sofisticados sistemas policiales privados que superan numéricamente muchas veces a la cantidad de policías civiles de la nación y que se encuentran al servicio de los grandes intereses económicos en juego.Adicional a esto, por medio del TLC de Costa Rica con EE.UU. se abren varios portillos para que los marines gringos ensayen sus estrategias militares de corto alcance en territorio costarricense, procedimiento que de previo se ha intentado tramitar ante la Asamblea Legislativa de Costa Rica, tal y como lo denunció el diputado del partido político: "Accesibilidad sin exclusión": Osvaldo López Arellano.
Bolivia es el siguiente paciente en la lista de los polluelos suculentos para ser saboreados por los halcones de Washington. Pero por el momento intentan una estrategia de cocinarlo a fuego lento, por medio de una desestabilización social y política interna, al el gobierno de Evo Morales, y por medio de una eventual escisión del país de la rica región de Santa Cruz (- con el apoyo de los clanes familiares de terratenientes plutócratas blancos, que históricamente han explotado indiscriminadamente a las mayorías indígenas - ) y para esto, los halcones de Washington ya tienen en el país andino a sus asesores (-como el nuevo embajador-) que promovieron la escisión de Kósovo de Serbia.No obstante, en tanto el fuerte de Evo Morales es el 85% de la población de bolivia que pertenecen a las etnias indígenas mayoritarias, y el peso de esta población en las elecciones democráticas o en el próximo referéndum revocatorio. Así, si los halcones quieren recuperar a Bolivia dentro de sus aliados geomilitares, tendrán que procurar algun juego sucio anti-democrático o volver a la política geomilitar que aplicaron durante la guerra fría a Sur América y colocar por la fuerza un presidente militar como hizo la CIA, cuando apoyó a Augusto Pinochet para que derrocara al presidente constitucional Salvador Allende en Chile.
Bajo supuestos geopolíticos y geomilitares análogos se han enmarcado los TLC´s con México, Perú, Panamá, Centroamérica y República Dominicana, que también comienzan a oler a cadáver, pues tendrán con ser renegociados con la llegada de los demócratas al poder.

1 comentario:

maluigi dijo...

hola, que blog mas completo, que monton de links interesantes......pero estan un poco largos los articulos, lo cual no es que sea malo, sino que tal vez aburre un poco, porque se podria contar por partes...asi un lee la primera parte un dia y despues la 2da...etc..pero si es fruto de investigacion, lo felicito....
le recomiendo este sitio que vendria a ubicarse en pensamiento del futuro....le puede interesar...
http://www.quinterna.org/lingue/espanol/page_espanol.htm